Este espacio cultural muestra parte de la obra de este joven artista, la cual se sitúa inmersa dentro de diversos campos y estilos artísticos tales como: Escultura Sacra, Figuración Naturalista y Abstracta, Escultura Contemporánea y Obra Profana entre otros.

Tlf:647953837. E-mail: dasegape@hotmail.com

TRAYECTORIA PERSONAL

SEVILLA, Spain
David Segarra es un artista que posee una extensa y profunda formación artística. Realizó estudios en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla. Posteriormente participó en el Programa Comunitario “Becas Leonardo Da Vinci II para jóvenes artistas del Sur de Europa” en la Especialidad de Escultura, en Florencia (Italia), de Mayo a Septiembre de 2001. Obtiene en el año 2003 el TÍTULO DE TÉCNICO SUPERIOR DE ARTES PLÁSTICAS Y DISEÑO EN LAS ESPECIALIDADES DE ARTES APLICADAS DE LA ESCULTURA Y DE LA PIEDRA, en la Escuela de Arte de Sevilla. LICENCIADO EN BELLAS ARTES en el año 2009, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, en las especialidades de Escultura y de Conservación y Restauración de Obras de Arte. Una Formación Académica siempre alternada materializando trabajos por encargos, obra personal en su estudio y labores de colaboración junto a su maestro, el prestigioso Escultor y profesor de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla D. Juan Manuel Miñarro López.

PREMIO EXCMA. SRA. DUQUESA DE ALBA en la LVII Exposición Nacional de Otoño de la REAL ACADEMIA.

PREMIO EXCMA. SRA. DUQUESA DE ALBA en la LVII Exposición Nacional de Otoño de la REAL ACADEMIA.
Duquesa de Alba con el ganador David Segarra y atrás su obra "Amanecer"

Obra: Fraternidad

Obra: Fraternidad
XII Premio nacional de artes plasticas de la Universidad de Sevilla. 2005

miércoles, 21 de marzo de 2018

CATEL DE LA SEMANA SANTA DE VILLAHERMOSA (CIUDAD REAL) 2.018

Que honor tan grande ver a mi Cristo Cautivo presidiendo el cartel anunciador de la Semana Santa de Villahermosa (Ciudad Real) 2.018. Desde Sevilla un fuerte abrazo a mis amigos de la Hermandad del Nazareno y os deseo una feliz estacion de penitencia.

martes, 20 de marzo de 2018

CORONA DE ESPINAS PARA JESÚS NAZARENO DE LA PUEBLA DE CAZALLA

En el día de hoy ,día 20 de marzo de 2018, se ha procedido a la colocación de la nueva Corona de Espinas de Nuestro Padre Jesús Nazareno, realizada de nueva hechura para la Hermandad Nazarena de la localidad Sevillana de La Puebla de Cazalla. Aspectos técnicos-artísticos: Atendiendo a los aspectos técnicos y materiales que posee la pieza en cuestión, se trata de una corona tipo exenta, esto es, con carácter portátil (no fija), encontrándonos ante la más tradicional de las tipologías, tratándose por tanto de una corona de espinas realista de varetas de Acacia entrelazadas, rematada igualmente con espinas de acacia. Breve descripción de las características más significativas: - Corona de espinas de ramas de Acacia: Opción realista, elaborada históricamente a base de ramas o varetas de Acacia entrelazadas, es una corona con carácter ligero y naturalista, con un margen óptimo de adaptación al volumen craneal, por la propia naturaleza maleable y liviana del soporte material, proporcionando un resultado muy exitoso. Acabado: La corona, conlleva un acabado protector-polícromo mediante la aplicación de veladuras al óleo, partiendo de tonalidades tierra a base de sombras natural/tostada con posterior valoración de luces y matices.

domingo, 18 de marzo de 2018

RELIEVES DE MONTE-SIÓN

El pasado día 10 de Marzo de 2.018, fueron presentados los relieves escultóricos decorativos del paso procesional de Nuestro Señor Jesucristo de la Sagrada Oración en el Huerto,de la sevillana Hermandad de Montesión, tras ser sometidos a una profunda y extensa intervención. Dada la excepcionalidad de esta casuística concreta, en principio fueron consideradas dos propuestas de intervención, cuyos criterios fueron expuestos pertinentemente a la Junta de Gobierno: La primera intervención planteada se asentaba en un “Criterio de Conservación Directa o Curativa”, basada en la acción directa sobre los relieves con el objetivo de estabilizar su estado y retardar posteriores deterioros. Esta intervención era más superficial y se ceñía estrictamente al tratamiento sobre las patologías advertidas del estado de conservación de las piezas y los factores de alteración producto del paso del tiempo, el comportamiento de los materiales y su deterioro, el uso y la manipulación, etc. No obstante, aunque la gran mayoría de los procesos empleados en esta primera Propuesta estaban contenidos también dentro de la Propuesta 2, había que dejar claro que, optando por esta primera actuación no se solventaría la problemática ocasionada en la intervención de 1986, puesto que, para ello habría que incluir labores regenerativas encuadradas dentro de las disciplinas de la Escultura e Imaginería. La segunda propuesta atiendía más al concepto de Restauración: “Restaurar del latín restaurare= restituir”. 1. f. Acción y efecto de restaurar. (RAE) Esta intervención que se proponía era más profunda que la primera y estaba proyectada en función al caso excepcional ante el que nos encontrabamos con el fin de devolverle definitivamente a los relieves la dignidad técnica-artística de la que fue despojada en la restauración de 1986. Y para ello, dicha actuación se acometería desde los campos de la conservación-restauración para la parte original de la obra, esto es, en lo referente al soporte estructural lignario (talla en madera), pero también desde la escultura e imaginería para abordar los trabajos de regeneración necesarios en la parte no original de las piezas, esto es, en lo referente a la capa de preparación y capa pictórica. En restauración, partimos de la premisa general, que cualquier intervención en una obra de arte, con independencia de su tipología, debe realizarse respetando el valor artístico e histórico de la misma, aunque aquí nos encontrábamos ante una casuística excepcional, pues, como ya se explicaba en el informe diagnóstico previo, esos valores se obviaron en la intervención practicada en 1986 y parte de la obra original fue eliminada, concretamente las capas de preparación y pictórica, aplicándosele de nuevo en ese momento las capas que habíamos visto llegar hasta nuestros días y que carecían absolutamente de algún valor técnico, artístico o histórico, un hecho que era motivo de frustración en el seno de la Hermandad desde hace años y un fundamento añadido de esta intervención. No obstante, ante la excepcionalidad del caso que estábamos tratando se requería de un tratamiento igualmente excepcional, y esto se debía a un hándicap crucial, nos encontrábamos ante unas obras a las que tras la intervención sufrida hace tan sólo tres décadas, se le practicaron unos procesos técnicos-artísticos deplorables por unas manos no cualificadas, neófitas en las disciplinas de la Conservación-Restauración y de la Escultura e Imaginería y que desgraciadamente, estaban interfiriendo en la obra original directamente, desvirtuando formalmente el aspecto y calidad real que poseían en su fachada original, infravalorándola y de lo que solo conservó como original el soporte escultórico subyacente. A partir de aquí, por iniciativa de la Junta de gobierno, además de tratar desde la conservación-restauración las preocupantes patologías advertidas sobre el estado de conservación a nivel de soporte, se atajarían también las patologías técnicas incorporadas tras la lamentable aplicación a finales del siglo XX de las capas no originales de la preparación y capa pictórica. Por tanto, una vez fueran tratados los problemas sobre el estado de conservación que presentaban los relieves, era el deseo de la Junta de Gobierno solucionar definitivamente el problema ocasionado en esa nefasta intervención del año 86-87 y que mantenían mermado por completo el potencial de las piezas desde entonces, debiendo para ello repetir los procedimientos aplicados entonces, aunque ahora sí, desde el garante que proporciona el conveniente manejo de las técnicas de la Escultura e Imaginería Profesional. Así, todo el trabajo programado en la Propuesta electa se ha desarrollado con el rigor ineludible que aporta el conocimiento de ambas disciplinas de la Conservación-Restauración y de la Escultura e Imaginería, pues, una intervención que requería esta excepcional actuación demandaba el concierto de ambas especialidades y no podría haberse realizado desde el criterio de una sola de estas especialidades. A continuación se presenta el resultado final tras la intervención.

viernes, 5 de mayo de 2017

NUEVOS RELIEVES PARA EL NAZARENO DEL PUERTO

Se trata de un conjunto de cuatro relieves para las cartelas delanteras del canasto del paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la Hermandad gaditana del Puerto de Santa María. Estos relieves están ejecutados en madera de cedro estucada, dorada en oro fino, estofadas al temple de huevo y policromados al óleo, todos ellos rematados por distintos elemento de orfebrería en plata de ley. Relieves que son unos de los estrenos de esta Hermandad para este año 2017, a la que ya le he realizado las imágenes de Santa Mónica y San Antonio Abad en años precedentes y que ocupan dos de las capillas situadas en el canasto del paso. En las dos cartelas de las esquinas se pueden apreciar elementos que aluden directamente a elementos del escudo corporativo, como son la Santa Cruz de Jerusalén o el Corazón Servita atravesado por los siete puñales. Las otras dos cartelas delanteras aluden al principio y final de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo (alfa y omega), comenzando por la Oración en el Huerto y culminando con la Sagrada Resurrección del Señor. El resto de cartelas que se incluirán en el canasto seguirán el orden cronológico de las escenas de Pasión. *Sagrada Oración en el Huerto de los Olivos. Se presenta a Jesucristo en actitud de súplica arrodillado en el Huerto de los Olivos, tal y como describen los Evangelios. El Señor se encuentra sudando sangre debido a la terrible tensión del momento, pidiéndole al Padre que aparte ese Cáliz. Un Ángel confortador baja del cielo y lo conforta. Esta poderosa escena es descrita a la perfección en el Evangelio de San Lucas: “Salió y, como de costumbre, fue al monte de los Olivos, y los discípulos le siguieron.Llegado al lugar les dijo: «Pedid que no caigáis en tentación.» Y se apartó de ellos como un tiro de piedra, y puesto de rodillas oraba diciendo: «Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.» Entonces, se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. Y sumido en agonía, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra.” Evangelio de San Lucas, Capítulo 22 versículos 39-44 *Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. En esta cartela se representa una escena muy concreta del pasaje de la Resurrección de Jesucristo: el "Noli me tangere", que traducido del latín al español vendría a significar "No me retengas" o "no me toques". Esas son las palabras que Jesús le dirige a María Magdalena después de la Resurrección, cuando acudió a visitar el Sepulcro y se lo encontró vacío. La escena es descrita por San Juan Evangelista en el capítulo 20 del Evangelio que escribió. "Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro; y vio a dos ángeles con ropas blancas que estaban sentados, el uno a la cabecera y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto. Y cuando hubo dicho esto, se volvió y vio a Jesús que estaba allí; pero no sabía que era Jesús. Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré. Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni!, que quiere decir, Maestro. Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; pero ve a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios." Evangelio de San Juan. Capitulo 20 versículos 11-17.

miércoles, 8 de febrero de 2017

NUEVA OBRA: MATER DOLOROSA

Titulo de la obra: MATER DOLOROSA Autor: David Segarra (Sevilla) Año de Ejecución: 2016 Técnica: Madera policromada con aplicación de telas encoladas Colección: Propiedad del autor, Sevilla Estilo: Escultura barroca. Escuela sevillana Básicamente, estamos ante una recreación escultórica de la peculiar iconografía de la Virgen Dolorosa que se ajusta al culto estimulado por los ideales del siglo XVII, pero desde el punto de vista de un imaginero profesional del siglo XXI. La Dolorosa fue uno de los temas escultóricos más desarrollados por la plástica española del siglo XVII como consecuencia del gusto por la expresividad dramática y la emotividad.
El estudio escultórico realizado sigue la modalidad del Stabat Mater que se desarrolló especialmente en los Siglos de Oro de la imaginería andaluza, recurriendo a la figura de medio cuerpo de tamaño natural, con aspecto de busto de visión frontal y apoyada sobre una peana, recordando en cierto modo los modelos utilizados en los bustos-relicario barrocos tan frecuentes en España. En este caso la naturalidad del rostro y la gesticulación de las manos unidas proporcionan una gran expresividad emocional de carácter intimista. A ello se une el trabajo de la cabeza según un prototipo más actual, con rostro tocado por hábito monjil que oculta el esbelto cuello, mirada de ojos grandes, nariz suavemente construida, cejas sutilmente constreñidas y boca entreabierta, siempre mostrando un dramatismo bello y atemperado, propio de la escuela andaluza y más concretamente de la imaginería sevillana del siglo XX.
Se puede considerar una obra donde el sufrimiento dulcificado es el protagonista en la imagen de María, en la que se incluyen recursos naturalistas, como lágrimas de cristal, pestañas de pelo natural, pero sobre todo, en la que se aplica un bello tratamiento del naturalismo sutilmente poetizado en forma de unción sagrada. El trabajo de los paños es donde radica la mayor originalidad de la Dolorosa, pues las mangas, el manto azul y la toca blanca marfileña están construidos mediante la colocación de finísimas piezas de lienzo enyesado que atavían la figura de la Virgen y dejan entrever parte de la túnica roja, creando un juego de sutiles volúmenes que adquieren un marcado sentido pictórico en forma de cortes con grandes pliegues, muy efectista ante la incidencia de la luz. Al tratamiento naturalista de la indumentaria se suman las cualidades de la minuciosa policromía. Mientras que los ropajes muestran colores planos habituales en la indumentaria de la liturgia mariana, con túnica color jacinto, manto azul y toca en blanco marfileño, la encarnadura muestra una gran variedad de matices, destacando los tonos nacarados de la piel y los efectos del llanto en los párpados y mejillas enrojecidas. La base esculpida se convierte en soporte sobre el que se realizan labores pictóricas muy refinadas, hecho apreciable en la delineación de las cejas con finas pinceladas para cada pelo.
Finalmente, con esta pieza se cumple un antiguo anhelo por reproducir desde una óptica personal el modelo iconográfico mariano continuador de la escuela andaluza del tipo de Dolorosa creadas especialmente por dos especialistas en imágenes devocionales talladas en madera, como son Pedro de Mena (Granada, 1628 - Málaga, 1688) y José de Mora (Granada, 1642-1724).